Carboxiterapia 

Está terapia es usada desde 1930 en los termales de Royat (Francia) donde se descubrió el efecto benéfico del dióxido de carbono producido por las aguas termales, allí un grupo de  cardiólogos  comenzó  a  utilizar  la  técnica  para  tratar  arteriopatías  periféricas,  con resultados  esperanzadores  en  lo  que  se  refiere  a  la  recuperación  funcional.  A  lo  largo de  los años  el  número  de  pacientes  de  la  estación  termal  ha  aumentado  progresivamente,  igual  el número de personas tratadas con Carboxiterapia.

 

Este  procedimiento  consiste  en  la  inyección  del  gas  en  forma  estéril, en el tejido subcutáneo, desde el cual se difunde fácilmente hacia los tejidos adyacentes,  con mínimos riesgos y complicaciones.

El  CO2,  al  entrar  en  contacto  con  la  grasa  se  difunde  y  gran  parte  va  a  los  glóbulos  rojos:  Al ponerse en  contacto con la hemoglobina cede el oxígeno a los tejidos, el cual es  usado para reacciones metabólicas y además produce una estimulación de la combustión de las grasas. Los primeros resultados se observan de inmediato, la calidad del tejido mejora, la piel se vuelve más lisa  y  las  zonas  afectadas  se  tornan  más  delgadas.  El  CO2  carece  de  toxicidad  (aún  en  dosis elevadas),  restablece la circulación, aumentando la velocidad y la cantidad del flujo sanguíneo, disminuyendo  así  la  acumulación  de  líquido  entre  las  células,  desintegrando  la  grasa  y disminuyendo la fibrosis.

Al igual que la mesoterapia corporal, la Carboxiterapia es un tratamiento para la eliminación de la celulitis difusa, obteniendo una notable mejoría de la piel (piel de naranja) y una disminución del  volumen  y  la  pesadez  de  las  piernas,  además  actúa  estimulando  la  oxigenación  de  los tejidos, y con esto se consigue:

  • Mejorar la calidad de la piel de tal manera que se logra una piel más joven y tersa.

 

BENEFICIOS

Con  la  Carboxiterapia  se  buscan  efectos  estéticos  y  médicos  importantes  entre  los cuales podemos enumerar los siguientes:

  • Mejora la circulación local y la perfusión de los tejidos.

  • Estimula la formación de la reorganización de fibras de colágeno y fibras elásticas con aumento en el grosor de la piel.

  • Mejora del tono y de la elasticidad de la piel.

  • Mejora el aspecto y la textura de la piel con celulitis.

  • Mejora la flacidez de la piel facial y corporal

  • Reduce medidas.

  • La Carboxiterapia actúa estimulando la oxigenación de los tejidos,

  • Mejora la calidad de la piel de tal manera que se logra una piel más joven y tersa.

  • Mejora  la  microcirculación  de  los  tejidos  (se  refiere  a  los  vasos  sanguíneos  más pequeños  como  los  capilares)  de  esta  forma  se  cierran  úlceras  y  mejoran  los problemas de várices.