Efectos de la Ozonoterapia en el Cáncer

•El ozono estimula la producción de leucocitos, células fundamentales en la defensa contra infecciones y el cáncer. El ozono, al aumentar significativamente los niveles de oxigeno en la sangre, facilita las condiciones para que la actividad defensiva leucocitaria cumpla su función, modulando además su respuesta y evitando alergias.

•El ozono eleva el interferón. El interferón gamma puede ser elevado bajo el estímulo del ozono hasta niveles del 400 – 900 %. El interferón gamma está implicado en el control de células fagocíticas, encargadas de envolver y matar a patógenos y células anormales. Los interferones de origen farmacológico o sintético son medicamentos ya aprobados por la FDA para el tratamiento de diversas enfermedades como la Hepatitis B y C crónicas, verrugas genitales, leucemia de células peludas, sarcoma de Kaposi, Linfoma no Hodking, diversos tumores malignos

•El ozono incrementa los niveles de TNF o Factor de Necrosis Tumoral, cuya misión es impedir el crecimiento del tumor y de células metastásicas.  El ozono mantiene elevado el TNF y por tanto colabora en la protección y vigilancia del desarrollo de metástasis.